Wednesday, May 25, 2011

Tu Decides

“El SEÑOR Dios hizo que crecieran del suelo toda clase de árboles: árboles hermosos y que daban frutos deliciosos. En medio del huerto puso el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal” (Génesis 2:9 -Nueva Traducción Viviente).
Y ordenó el SEÑOR Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no comerás, porque el día que de él comas, ciertamente morirás (Génesis 2:16-17 - La Biblia de las Américas).


Cuando Dios creó al hombre lo creo con decisiones.  Le concedió el don de libre albedrio. Este don se considera importante ya que el hombre no está sujeto a esclavitud, sino que tiene decisión propia.  Dios le da al hombre opciones de vida. Vivir con El o vivir sin Él. Como podemos leer en estos versículos, Dios siempre le ha dado al hombre libertad de elección. Pero no sin antes darle la exhortación y consecuencias de sus decisiones. Así como en el paraíso estaba a la par los dos árboles (de la vida y del conocimiento), así existe en el mundo el bien y el mal. El bien ejemplo de  Cristo y el mal de  la maldad, o mejor dicho de Satanás.
Lamentablemente, muchos han optado por el mal, desechando a Cristo.

Escudriñando La Escritura, podemos leer las consecuencias que contrajo la decisión de Adam y Eva (Génesis 3:22-24). Ellos optaron por tomar del árbol del conocimiento, desechando de igual manera a Dios. Me imagino que el árbol del conocimiento era delicioso, y quizás el árbol de la vida no tenía ningún atractivo. Por lo tanto a Eva le llamo la atención. A Jesús tampoco le vieron atractivo. Lo miraron como un hombre común, y los suyo lo rechazaron. ¿Qué es con el hombre y lo atractivo? Proverbios 6:20-35 advierte a los jóvenes y le exhorta acerca de la mujer atractiva y lo que puede haber detrás de ella. Satanás siempre presenta lo de el atractivo, delicioso, pero el fin de ello es camino de perdición; camino de muerte.

Igual que en el paraíso, en esta vida solo hay dos caminos a seguir (o decisiones a tomar), seguir a Cristo, o dejarte atraer por los deleites y placeres de este mundo. Estos placeres tienen un fin de muerte, pero en Cristo tienes vida eterna. ¡Tú Decides!

No comments:

Post a Comment

Beneficios de la Tribulación

La tribulación es la aflicción, pena o congoja que padece quien ha pasado o está pasando por un evento desafortunado. La tribulación puede...