Tuesday, June 21, 2011

¿Bajo Qué Comando Caminas?

"Cuando la nube se movió, la gente la siguió. Cuando ella paró, todos pararon"
 Y Jehová iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarles, a fin de que anduviesen de día y de noche.
     Nunca se apartó de delante del pueblo la columna de nube de día, ni de noche la columna de fuego (Exodo 13:21-22).
   
A veces pensamos que  estamos en la voluntad de Dios porque estamos trabajando en Su obra, decimos estar en “los negocios” de Dios.  ¿Alguna vez has pensado que, a lo mejor, lo que haces no es la voluntad de Dios? Estar trabajando para la obra de Dios no necesariamente significa que estamos en la voluntad de Dios.  El apóstol Pablo, en su buena intención  y deseo, quería predicar en Asia pero el Espíritu se lo impidió: Los hermanos solo querían predicar a Cristo en Asia ¿qué paso entonces? ¿Porque el Espíritu se lo impidió? ¿Que había en Bitinia que le fue impedido llegar? ¿Has querido tu muchas veces predicar en lugares y el Espíritu te lo ha querido impedir, pero tu aun lo haces pensando que es Satanás incitándote a no hablar de Cristo? ¿Has querido ir a lugares y todo se te hace difícil, pero tú crees que es obra de Satanás porque van a suceder grandes bendiciones y milagros? ¿Te has puesto a pensar que puede ser el Espíritu impidiéndote la salida?
6 Seguidamente atravesaron las regiones de Frigia y Galacia, pero el Espíritu Santo les prohibió que, al menos por el momento, predicasen la palabra en la provincia de Asia.  7 Luego, bordeando los límites de Misia, se encaminaron al norte, con el propósito de alcanzar la provincia de Bitinia; pero el Espíritu de Jesús no permitió que lo hicieran,  8 en vista de lo cual, pasando junto a la provincia de Misia, llegaron a Troas.
(Hechos 16:6-8-Version Castilan). ¿Cómo interpretaríamos este pasaje?
 
Tenemos que ser cauteloso y evaluar cada situación antes de asumir que Satanás es quien esta obrando. Como creyentes, lleno del Espíritu Santo, tenemos que aprender a discernir cuando es el Espíritu que nos impide hablar o salir en ciertas ocasiones o momentos. Como cristianos obedientes, debemos presentar TODAS nuestras salidas, entradas y decisiones al Señor para que sea Él quien las evalúe y las apruebe. Asegurémonos nosotros de obedecer la decisión del Espíritu. Porque El sabe lo que nos conviene.  El es el único que escudriña los espíritus, si son de Dios o no. ¡No todo lo que brilla es oro! Todas nuestras salidas y entradas deben consultarse primero con el Espíritu Santo
 
El pueblo de Israel no se movía sin la dirección de Dios. De igual manera, nosotros los creyentes no debemos movernos sin la autorización del Espíritu, aun cuando parezca que es bueno.  El pueblo de Dios pudo llegar a la tierra prometida porque la nube de Jehová estaba guiándole el camino.  Ellos no se movían si la nube no se movía.  Dejémonos guiar por la nube del Espíritu para estar en la voluntad de Dios. No contristemos al Espíritu para que su nube no se aparte de nosotros.  Aunque decimos estar en ‘los negocios’ de Dios, no veremos la bendición de Dios porque estamos fuera de Su nube; de Su voluntad. Oremos al Señor para que nos de discernimiento y podamos distinguir las estaciones ¡caminando bajo Su nube; bajo Su comando!

Monday, June 20, 2011

Testimonio

Ahora más que nunca tenemos que cuidar nuestro testimonio como cristianos.  Cuando el apóstol Pablo dijo en Gálatas 2:20: Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí, él entendía que Cristo tenía que resaltar en su vida, mientras que su ‘yo’ tenía que menguar.  El ‘YO’ no predominaba en la vida del apóstol Pablo después de su conversión a Cristo. Juan el  Bautista dijo que era necesario que el menguara para que Cristo resaltara: “Es necesario que El crezca, y que yo disminuya” (Juan 3:30)- de igual manera el creyente.  La Escritura nos exhorta a dejar ciertas cosas, si afecta al hermano, por amor al evangelio y a ese hermano. Estos son tiempos donde vamos a predicar más el evangelio de Jesucristo por medio de nuestro testimonio.  La definición de testimonio es: ‘Lo que haces, hace tanto ruido que no me deja oír lo que dices’.  Basado en esto, podemos entender que nuestra conducta como cristiano habla mucho más que nuestras propias palabras.

El cristiano que ha tomado una decisión consciente de seguir a Cristo tiene que entender que hay sacrificios añadidos a esa decisión.  Jesús nos dijo que es necesario negarnos a nosotros mismo y llevar Su cruz si hemos de servirle: Y decía a todos: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame” (Lucas 9:23). Jesús dejo Su Gloria al lado del Padre para venir a la tierra a morir por la humanidad, así rescatándola de la muerte eterna, y brindándole el regalo de vida eterna al lado del Él y el Padre.

Cuando escribo que ahora más que nunca tenemos que cuidar nuestro testimonio, es debido a que el evangelio de Jesucristo está sufriendo ya que muchos estamos cediendo al pecado y testificando mal del poder del evangelio de cambiar vidas.  Hay muchos predicando el evangelio de Jesucristo, pero no están viviendo lo que predican. La Palabra nos dice en Mateo 7:16: “Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos?” Cuando La Palabra habla de frutos se refiere al producto, resultado, y podemos considerar también el testimonio. El señala el tipo de creyente que somos. El hermano Santiago nos dice que la fe sin obra está muerta (Santiago 2:14-26), así mismo el cristiano que no lleva frutos buenos de arrepentimiento.  

Analicemos como estamos viviendo nuestra vida. ¿Está esta testificando de Cristo y el poder de Su evangelio? Vamos a reflexionar en nuestro testimonio y que estamos diciendo con él. ¿Estamos diciendo que somos de Cristo, o estamos diciendo que no hemos tenido una conversión genuina? ¿Qué dicen los demás de ti? Jesús pregunto a sus discípulos: ¿Quién dicen los hombres que soy yo? Y le respondieron, diciendo: Unos, Juan el Bautista; y otros Elías; pero otros, uno de los profetas. El les preguntó de nuevo: Pero vosotros, ¿quién decís que soy yo? Respondiendo Pedro, le dijo*: Tú eres el Cristo (Marcos 8). No en vano esta ese pasaje en La Palabra. Con esto nos podemos dar cuenta que lo que dicen los demás, respeto a nuestra vida de creyente, y como vivimos el evangelio que predicamos, es muy importante para la expansión del mismo.
¡Seamos hacedores y no solo oidores ni lectores de La Palabra!

Friday, June 17, 2011

¿Donde Esta Tu Corazón?

 
Alzare mis ojos á los montes, ¿De dónde vendrá mi socorro?

¿Cuántas veces te has sentido que estas solo? No encuentras refugio ni refrigerio para tu alma. Te pregunta si estas en pecado porque no sientes ni padeces. Solo hay un vacío; una inconsolable tristeza que embarga tu alma. ¿A quién acudes cuando te sientes triste? ¿Cuál es tu escape? Espero estés acudiendo al único que puede darte refrigerio. El único que lleva por nombre Príncipe de Paz. El único que te entiende y desea darte el refrigerio que buscas. Se llama Jesucristo.  Aquel que ha recibido la revelación sabe que ¡nuestro socorro viene de Jehová!

Dios Padre, Jehová de los ejércitos, envió a Su Unigénito, Jesucristo, para que en El tuviéramos paz y esperanza.  El mundo, mejor dicho Satanás, siempre ha tratado de robarnos de esa paz dada por Cristo en la cruz del calvario.  En Cristo tenemos paz, pero si no miramos a Cristo en tiempo de pruebas, estas se convertirán en angustias.  Las pruebas se tornan en angustias cuando no miramos al cielo, donde encontramos nuestro auxilio.  Cuando estás en pruebas, ¿dónde está tu corazón? La Escritura nos dice que donde esta nuestro tesoro ahí esta nuestro corazón (Mateo 6:21).  ¿Están tus ojos puestos en las cosas del mundo, o en las cosas de arriba? ¿Buscas consuelo en el mundo, o lo buscas en el cielo? Tu paz vendrá dependiendo el lugar donde la busques. Jesús nos dijo: “La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo” (Juan 14:27). 
Para sobrevivir este mundo, tenemos que estar escondido en Cristo.  Nuestra única defensa al diablo es la sangre preciosa de nuestro señor Jesucristo.  Tenemos que ponernos las armaduras de Dios (Efesios 6: 11- ) para poder estar firmes contra las acechanzas del diablo.  Ni la sabiduría ni inteligencia de este mundo te sirven para pelear y resistir al diablo. ¿Dónde está tu corazón?

Friday, June 3, 2011

Buscarle Mientras Pueda Ser Hallado




Buscad á Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano (Isaías 55:6)

Por esto orará á ti todo santo en el tiempo de poder hallarte: Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas á él (Salmos 32:6)


Buscar a Dios, en estos tiempos, no parece ser una prioridad. El hombre esta ensimismado y se ha olvidado de su Creador. Muchos estan rechazando la fe y otros hasta han apostatado de la fe debido a la maldad de este mundo. Por lo que La Sagrada Escritura nos dice que los tiempos se acortarian por amor a los escogidos, puesto que muchos se iban a enfriar en los ultimos tiempos debido a la maldad (Mateo 24:12 Parafraseado).  Muchos han dejado de atender la casa de Dios para atender su propia casa. Le estan dando supremacia a ‘su casa’ y se la han quitado a Dios (supremacia). Los problemas y circumstancias le estan robando el tiempo de buscar a Dios. Con esto, dandole poderio a sus problemas y testificando que Dios no puede resolver sus problemas. Cada quien esta tratando, con sus propias fuerzas, de resolver sus problemas y enfrentar sus circumstancias.

Son tiempos dificiles los que enfrentamos como seres humanos. Como cristianos, son los mejores tiempos para evangelizar.  La gente esta cansada de pelear con sus propias fuerzas. La humanidad esta buscando refrigerio y descanso espiritual. Estoy segura que el Espiritu Santo esta tocando las vidas donde se ha sembrado la semilla del evangelio. Como dijo Jesus, tenemos que ver los tiempos, y estos son tiempos para una evangelizacion agresiva. La Palabra dice “Mi pueblo perece por falta de conocimiento” (Oseas 4:6). No nos hagamos sin conocimientos a la realidad que vivimos. Tomemos ventaja de “la mies madura” y prediquemos el evangelio de Jesucristo con denuedo.  Lo que la humanidad necesita es a Cristo! Vamos a presentarselo!
Iglesia de Jesucristo, no te aflijas ante tanta maldad. Animate a saber que lo escrito en Las Sagradas Escrituras, La Palabra de Dios, se hace realidad cada dia. Por lo tanto, esto debe animarte a saber, que Jesus viene pronto por ti, Su iglesia amada, Su novia. Mientras esto sucede, haz el trabajo que El te encomendo y no te abates ante la maldad de este mundo. No te envulvas en este mundo, recuerda que “estamos en el pero no somos de el.”  Estamos aqui como embajadores de Jesucristo. Esta no es nuetra residencia. Nuestra residencia esta en los cielos. Solo “esfuerzate y se valiente” no te rindas ni desmayes antes las adversidades.  Jehova, tu Dios, esta contigo y “estara contigo dondequiera que tu vayas.”  El Espiritu Santo es tu “Consolodor” y te esfuerza para que termines la carrera y seas coronado con y por Cristo en los cielos.

Beneficios de la Tribulación

La tribulación es la aflicción, pena o congoja que padece quien ha pasado o está pasando por un evento desafortunado. La tribulación puede...