Friday, August 9, 2013

La GranTribulación


La palabra TRIBULACION, en un lenguaje simple, significa sufrimiento, angustia, aflicción, opresión. En latín, donde se origina esta palabra – TRIBULUM- significa “borde de una trilladora.” Cuando se habla de tribulación en medio de los creyentes se está refiriendo, generalmente, al sufrimiento y la angustia del pueblo de Dios y la realidad prevista entre los seguidores de Cristo. “Así como las tribulaciones fueron inevitable y previsibles en el ministerio mesiánico de Jesús, también estarán presentes entre Sus seguidores.” Juan 16:33b (LBLA) habla de la tribulación a venir, pero el Maestro consuela diciendo: “En el mundo tenéis tribulación; pero confiad[a], yo he vencido al mundo.” Romanos 8:35 recuerda: ¿Quién nos separará del amor de Cristo[a]? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Este tipo de tribulación que vive el creyente lo hace participante en los sufrimientos de Cristo. También, ayuda al creyente a moldear el carácter y alentar y consolar a otros que atraviesan situaciones similares. Las tribulaciones el creyente experimenta debe acercarlo más a Cristo, pero para adquirir esto, es necesario que se analicen en el espíritu.

En otro sentido bíblico, la tribulación en término escatológico es extensamente discutida por los estudiosos de La Palabra. La expresión “GRAN TRIBULACION” se refiere a la época de angustia que dará paso a la segunda venida de Cristo. porque habrá entonces una gran tribulación, tal como no ha acontecido desde el principio del mundo hasta ahora, ni acontecerá jamás.” (Mateo 24:21 LBLA). El libro de Daniel 12:1b describe este tiempo diciendo: “será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces.” Apocalipsis 7:14b habla de los que salen vencedores de la Gran Tribulación, Estos son los que vienen de la gran tribulación, y han lavado sus vestiduras y las han emblanquecido en la sangre del Cordero. Este tema de la “gran tribulación” tiene a muchos creyentes en incertidumbre, ya que existen varias vertientes de este evento a ocurrir. Entre estas vertientes se encuentran los pre-milenialistas dispensacionalistas, los pos-milenialistas, los milenialistas y los pre-milenialistas históricos (pos-tribulacionistas).  Los pos-milenialistas y milenialistas “consideran que la gran tribulación es un periodo breve e indefinido al final de esta era.” Mientras que los premilenialista dispensacionalistas “identifican la tribulación con la semana setenta de la profecía de Daniel (9:27), un período de siete años cuya segunda mitad es la gran tribulación. El arrebatamiento de la iglesia precede una tribulación literal de siete años que va seguida de la segunda venida de Cristo.” Los premilenialistas históricos afirman que la gran tribulación precede al milenio y, por lo general “ensenan que tanto los creyentes como los incrédulos atravesaran ese periodo.”

Como dijo Jesús, conocer los eventos es importante. En el libro de Mateo capítulo 24 el Maestro relata los hechos a ocurrir antes de Su venida. En Lucas 21:29-33 (LBLA) Jesús narra la parábola de la higuera. Él dice: “… Mirad la higuera y todos los árboles. Cuando ya brotan las hojas, al verlo, sabéis por vosotros mismos que el verano ya está cerca. Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que el reino de Dios está cerca. En verdad os digo que no pasará esta generación hasta que todo esto suceda. El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán.  Lo importante de conocer los tiempos no debe ser para arrepentimiento o poner la vida en orden. El creyente debe siempre estar preparado para irse con el Señor, sea que le llegue su hora de morir o que Cristo venga. Este no debe estar preocupado por los tiempos, solo debe preocuparse para que sea que muera o que se vaya con Cristo, el Señor lo encuentre haciendo Su obra. Es bueno reconocer los tiempos para ser más agresivos en rescatar las almas de satanás, pero no para arreglar tu vida. “A los creyentes se los exhorta a concentrar su atención en Cristo y fijar su esperanza en El, no en los eventos en torno a Su venida.” Independiente del tiempo que ocurrirá la “Gran Tribulación” sea antes, durante, o después del Milenio, lo que importa es que estés preparado para irte con Cristo. Si es antes ¡Gloria a Dios! si es durante ¡Gloria a Dios! si es después ¡Gloria a Dios!

 




 

 

No comments:

Post a Comment

¿Te Conocen Los Demonios?

  “ Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, fe...