Tuesday, February 5, 2019

El Constructor De La Iglesia


Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18 LBLA).


“Edificare Mi Iglesia y las puertas del hades no prevalecerán contra ella” fueron las palabras y promesa del Maestro. Jesús cumplió lo del hades cuando descendió a los sepulcros a predicar a los encarcelado (1 P 3:19) y a la vez tomo el control el hombre le había otorgado a satanás. Apocalipsis 1:18 confirma que Jesús tiene las llaves de la muerte y del Hades, “y el que vive, y estuve muerto; y he aquí, estoy vivo por los siglos de los siglos, y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

En el Pentecostés, con el primer discurso de Pedro, comenzó la iglesia a desarrollarse, expandiéndose el evangelio por todas las naciones. Hasta hoy ¡el evangelio sigue expandiéndose y la Iglesia creciendo!

El cuerpo de Cristo reconoce que Jesucristo es su Albañil, Arquitecto, Ingeniero y Maestro de obras. El la diseño y estableció con propósito específico, por lo tanto, ningún ser viviente puede adueñarse o cambiar el formato y definición del diseño. Nadie sabe lo que hay en ella; y de que esta compuesta, solo Su Arquitecto y constructor. Cristo la fundo a precio de sangre, y lo que posee esa sangre es celestial, divino.

La Iglesia se reúne en diferentes localidades para accesibilidad a los miembros de la comunidad. Sin embargo, cuando la Trinidad la observa, lo que distingue es una sola Entidad ejecutando actividades diferentes.

La Iglesia pertenece a Cristo. Él es responsable de su construcción, protección y poder. Esta no es un proyecto de hombre, es una potencia prodigiosa, admirable, sobrenatural, esplendida que nunca fallara ni caducara su propósito. el Omnipotente Hijo de Dios está a cargo y en total control de ella. Muchos tienen sus propias opiniones de Ella, inclusive los creyentes. Su identidad, definición y función se la dio Cristo. Por lo tanto, el humano no puede definirla mucho menos conoce su poder, este reside en Jesucristo. Los lavados con la Sangre del Cordero; los que son Hijos pueden recibir la revelación de Su función y poder.

Iglesia no es un edificio o grupo de personas como algunos definen. Es una extraordinaria Entidad que empezó con la llegada del Espíritu Santo en Pentecostés. Esta tiene acceso directo a la presencia de Dios. Revelación 1:6 indica que la Iglesia es un grupo de sacerdotes, privilegiados sirvientes del Todo Poderoso; especial tesoro en los ojos de Dios; apartadas para el servicio de Dios. Esta llamada adorar y proclamar las excelencias del Reino Celestial; dando siempre honor al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. ¡Qué gran privilegio se le ha dado!

La Iglesia es una Intercesora. Esta intercede no solo por los suyos, pero también por los perdidos. La Iglesia continua el trabajo de los discípulos, evangelizando las naciones para el conocimiento de Jesucristo y Sus Buenas Nuevas de salvación.

La Iglesia prevalecerá hasta el tiempo Su Albañil determine. No existe fuerza humana, mucho menos fuerzas satánicas que prevalecerán contra ella. Por no ser edificada por mano de hombre, esta no puede ser destruirá por tales. Podrán cerrarse edificios, locales de asambleas y reuniones, pero nunca la Iglesia; esta jamás perecerá o cerrará sus puertas, solo hasta que el Maestro la cierre, así como paso en los tiempos de Noé.

Es un privilegio pertenecer a esa maravillosa Entidad; La Iglesia de Jesucristo.

No comments:

Post a Comment

¿Te Conocen Los Demonios?

  “ Cuando llegó a la otra orilla, a la tierra de los gadarenos, vinieron a su encuentro dos endemoniados que salían de los sepulcros, fe...