Saturday, February 17, 2024

La Necesidad De Un Deuteronomio

(Deuteronomio 1-34)

En este libro del Antiguo Testamento, Moisés repasa la Ley que Dios establece con Su Pueblo antes de entrar a la Tierra Prometida, instando a esta nueva generación a volver a pactar con Dios, a comprometerse de nuevo con Sus Ordenanzas, reafirmando su obediencia a los Mandamientos que Dios había dado.

Deuteronomio revalida los Decretos y muchos otros estatutos dados en los libros de Éxodo y Levítico. Los niños que habían salido de Egipto ahora eran adultos, listos para conquistar y establecerse en la Tierra Prometida, pero antes, era necesario repasar y establecer en el corazón de esta nueva generación, que iba a poseer la herencia de Dios, Su pacto con ellos. Deuteronomio registra la serie de sermones de Moisés en los que reafirmó los mandamientos de Dios que originalmente se habían dado a los israelitas unos cuarenta años antes en Éxodo y Levítico.

Similar a la necesidad de un Deuteronomio, nuestra generación que está careciendo del conocimiento del Dios de Israel, el Dios de la Creación, el Padre de Jesucristo, debe ser re-entrenada y recordada, o re-evangelizada. Nosotros, los que aún tenemos y llevamos la antorcha del Evangelio levantada nos toca educar a nuestra generación de las verdades Bíblicas. La generación que nació en el desierto necesito un recordatorio o Deuteronomio, de la misma manera esta estirpe que está severamente influencia por la sociedad, la tecnología y la ciencia necesita un recordatorio… Recuerda Israel tu Creador, quien te formo y libro de las manos fuerte de los egipcios…recuerda quien murió por ti en la Cruz para que ahora puedas tener acceso directo a tu Creador, venciendo la Muerte, y a Satanás.

En los tiempos de José, llego al trono un rey que no conocía del Pueblo de Dios. Este implemento yugo, aflicciones y últimamente esclavitud. Cuando carecemos de conocimientos, tendemos a dejarnos dirigir por nuestro raciocinio.

En las instituciones escolares se ensena Historia, la cual es una de las clases necesaria para poder graduarse. Con esta materia, las historias sociales se mantienen viva en la mente de los sobrevivientes y de la sociedad en general ya que se continúa ensenando, con esto reviviendo las experiencias de nuestros antepasados. Lastimosamente, La Biblia no es parte de esas materias ensenadas en nuestras instituciones colegiales.

La Palabra de Dios, lo que los cristianos llamamos La Biblia, debe estar escrita no solo en nuestros corazones sino también en los postes de nuestras viviendas, visibles a los ojos de nuestras generaciones que nos observan y siguen. Esta debe ser continuamente enseñada a nuestros hijos, nietos, bisnietos y comunidades cristianas. La Biblia es la Sagrada Escritura, La Palabra de Dios para el mundo. En Ella Dios se da a conocer al mundo, antes y después del tiempo de Jesucristo. Es la responsabilidad de la Iglesia ser el Moisés que traiga a recordatorio, tanto en letras como en sermones, las Ordenanzas de Dios y de Su Hijo Jesucristo a esta generación que se ha olvidado de Dios y de Jesucristo. A nosotros nos corresponde impartir tanto a los creyentes como a los gentiles La Palabra de Dios al mundo, pero si solo nos conformamos con sermones de motivación cultivaremos una generación emotiva, pero no asentada en La Palabra de Dios.

Nuestro deber es motivar a regresar a las Sendas Antiguas, donde la lectura de La Biblia era la enseñanza primordial a los fieles. La Palabra de Dios hace efectos diferentes a los creyentes y a los gentiles. La Palabra de Dios se instruye a los creyentes para ser fortalecidos, mientras que a los gentiles para salvación. Reunirnos en las casas todavía tiene un poder diferente a las reuniones de asambleas. Debemos motivar reunirnos en nuestros hogares, lo cual refuerza la unidad e intimidad entre los fieles. Cuando los gentiles llegan a nuestras reuniones del hogar, se siente más atraídos ya que esta provee un ambiente amigable, íntimo y confidencial.

¡Regresemos a La Senda Antigua (leer Hechos) y veremos la manifestación del Espíritu Santo de una manera más íntima y poderosa!

La Iglesia de hoy necesita un Deuteronomio.

 

 

 


Cristiano Maniquí

Ester 4:1-17 13  Entonces Mardoqueo  les  dijo que respondieran a Ester: No pienses que  estando  en el palacio del rey  solo  tú escapará...