Sunday, May 12, 2024

No Podemos Callar

 

2 Reyes 7:3-8:15

Cuando llegaron los leprosos a las afueras del campamento, entraron en una tienda y comieron y bebieron, y se llevaron de allí plata y oro y ropas, y fueron y lo escondieron; y volvieron y entraron en otra tienda y de allí también se llevaron botín, y fueron y lo escondieron.Entonces se dijeron el uno al otro: No estamos haciendo bien. Hoy es día de buenas nuevas, pero nosotros estamos callados; si esperamos hasta la luz de la mañana, nos vendrá castigo. Vamos pues, ahora, y entremos a dar la noticia a la casa del rey.

Cuando observamos la necesidad que otros tienen y conocemos cómo pueden recibir la bendición para saciar esa necesidad y nos quedamos callados es pecado. Omisión con intención es delito humano. Si hacemos oídos omisos y no advertimos, somos tan homicidas como aquel que mata intencionalmente. 2da Reyes capítulo 7 revela como está viviendo el pueblo de Dios bajo el yugo de su enemigo y las necesidades internas de la nación. El canibalismo era parte de la dieta del pueblo. Estaban bajo presión del enemigo, cercados y acorralados, y no podían salir fuera del campamento a comprar lo que necesitaban. Aun si pudieran salir, no podían pagar lo que costaba el precio de los alimentos debido al alto costo. Estos leprosos, que viven fuera del campamento no tenían nada que perder, de por si estaban a riesgo de morir estando sin protección ya que vivían fuera del campamento debido a su enfermedad de lepra. Esto lo llevo arriesgarse llegando al campamento del enemigo a ver si le daban una migaja para sobrevivir o morir mientras trataban. Ellos no sabían que su decisión y determinación lo puso en manos del Altísimo para ser instrumentos de salvación al pueblo de Dios (leer capitulo completo para entender el escenario). 

Cuando la necesidad se acerca, no podemos encerrarnos como victimas sino enfrentar la situación con la guía de Dios, la certeza de que El hará lo que no podemos hacer, pero no debemos encerrarnos y dejarnos morir sin pelear. A veces solo procedemos cuando el dictamen que acarreamos no es ventajoso, arriesgando todo y activando la fe en Dios. ¿Cuantas veces nos encontramos en situaciones donde tenemos que hacer como los leprosos para encontrar la salida y bendición?

Actualmente, multitudes están bajo el yugo de Satanás y sus demonios y no le hablamos de Aquel por el cual pueden ser liberados. Muchos no predican a Jesucristo por timidez, miedo de ser rechazados.  Otros se aíslan, pero el aislamiento es un delito humanitario, y actuamos de forma egoísta pensando en nosotros mismos y no en el que tiene la necesidad. Los depredamos de escuchar de Jesucristo y Su Evangelio. El que ignora la necesidad ajena por no sentir rechazo, y niega proveer la solución al encarcelado espiritualmente por las mentiras de Satanás, comete pecado de muerte. La Iglesia es la voz profética para revocar las mentiras de Satanás. Hasta cuando la Iglesia permanecerá callada antes tanta necesidad espiritual. Este mundo va en decadencia y la Iglesia no está ejecutando la Gran Comisión. Los ministros están pensando como engrandecer sus congregaciones y exaltarse ellos en vez de exaltar a Jesucristo. 

Aunque la Iglesia parece estar en caos, Su Cabeza no. Jesucristo la pasara por el fuego, muchos se quemaran y se volverán cenizas, pero los que permanecen serán usados como remanentes para cumplir la Gran Delegación. No esperes que tu Creador te pase por el fuego para que entiendas el propósito para el cual fuiste creado. Jonás termino en la boca del pez, por tres días, hasta que entendió y recapacito su decisión. 

Consideremos nuestras tribulaciones como nuevo escalón para crecer en el conocimiento de Dios y Su Reino. El desea moldearte para que crezcas y llegues a nuevas dimensiones. Es de asegurarse que después de las tribulaciones crecemos espiritualmente, pero solamente si permites que Dios haga lo que desea hacer en medio de ellas. Ver las tribulaciones como oportunidades es de sabios. Nuestro Creador desea perfeccionarnos a la imagen de Jesucristo, y a veces es necesario las tribulaciones para que esto ocurra. Jeremías 29:11 declara que Dios tiene pensamientos de bien y no de mal para nosotros, por lo tanto, todo lo que El diseña, aun las tribulaciones, trae pensamientos de bien.

Iglesia no calles. El Mundo necesita que hables las Buenas Nuevas de Jesucristo. Tú tienes la solución a este Mundo perdido, tienes la Verdad en tu boca, háblala. No permitas que el Mundo te diseñe, te atemorice, en vez, tú se contribuyente a que escuche y conozca de Jesucristo y Su Evangelio. No te aísle; no desmayes; anímate a provocar a un Mundo que se ha olvidado de Su Creador y Su Redentor. Si no hablas y callas, estás perpetrando muerte; Almas muriendo porque callas la Verdad de Vida Eterna que solo se encuentra en Jesucristo. Por lo tanto, no calles, eres un instrumento de Vida.

 


Saturday, May 4, 2024

Ismael el Hijo Herido

Génesis 21: 9-21

Innumerable de veces no entendemos las disposiciones de Dios (“a Dios no se le cuestiona, solo se le obedece”). Ismael no pidió nacer, menos ser expulsado de su tierra y parentela por su padre biológico. Durante su temprana adolescencia sufrió uno de los rechazos más severo, la apatía de su papá. No solamente fue destituido de la única familia y comunidad que conocía, sino que fue su propio padre que lo desatendió y envió a su propia suerte a un desierto cruel. Este fue confinado a un desierto hosco, caliente, con su madre, sin un animal que montar, y con poco alimento y agua (Génesis 21:14-16). Me imagino que el joven hubiera preferido nacer sin conocer su padre en vez de tener que experimentar el abandono en su cercana adolescencia cuando un hijo necesita más de la guía y apoyo de un padre. También me imagino que observo llorar a su madre de dolor y desesperación. En una instancia Agar escapo del campamento debido a los maltratos de su jefa (Génesis 16 – v. NVI-C) y quizás era la oportunidad preferible para el joven, al igual que para la madre, de regresar a su gente y su tierra (Egipto), teniendo el apoyo de su comunidad y dar a luz en medio de su pueblo con personas que lo iban aceptar y querer. La voluntad de Dios era otra. Encontramos en el versículo 9 que un Ángel le pide regresar a su jefa, someterse a ella, obedecerla y luego le habla de su embarazo, hasta le da el nombre del niño que llevaba en su vientre, y le profetiza su futuro: Vuelve junto a ella y sométete a su autoridad le dijo el ángel. 10 De tal manera multiplicaré tu descendencia, que no se podrá contar.11 Estás embarazada, y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Ismael, porque el Señor ha escuchado tu aflicción.12 Será un hombre indómito como asno salvaje. Luchará contra todos, y todos lucharán contra él; y vivirá en conflicto con todos sus hermanos».

Hoy día observamos estas profecías sobre su vida hecha realidad en su descendencia. Su raza está en conflictos internos, movilizaciones violentas entre hermanos, guerras civiles que no terminan. También, terribles guerrillas y extremistas han nacido de su descendencia. El dolor o trauma que experimento este joven paso de generación a generación, creando una comunidad llena de resentimiento y odio a sus hermanos y a todo aquellos que no le reconocen. El espíritu de Rechazo gobierna sobre esta comunidad que está en continuos pleitos con todos. De este linaje nace Mohammed, el iniciador del islam.

Las heridas del alma que este joven subsistió solo lo sabe el, y el nivel de trauma que experimento: abandonado, expulsado y rechazado por su padre. Este joven probablemente sentía enojo, ira hacia la vida y todo lo que tenía estabilidad y seguridad, ya que la de él fue frustrada al tener que dejar todo lo que había conocido desde su niñez y pelear por su seguridad y la de su madre en un desierto impetuoso. ¿Quién podría entender el dolor del Alma que llevaba este joven? La Escritura no muestra con detalles la vida que acarreo, solo declara la profecía (Génesis 16:12) que vendría sobre su descendencia. También Génesis 25 muestra que posiblemente se mantuvo cerca de su padre y hermano Isaac ya que estuvieron juntos en el funeral de Abraham: Abraham vivió ciento setenta y cinco años, y murió en buena vejez, después de haber vivido muchos años, y fue a reunirse con sus antepasados. Sus hijos Isaac e Ismael lo sepultaron… (v.7-9).

Ismael, el hijo herido, hasta hoy pelea por lo que él considera le pertenece - el derecho de la herencia de la primogenitura (primer nacido del patriarca). Por consiguiente, hasta el día de hoy está en guerra con su hermano. Este se considera enemigo orgánico de su hermano, el hijo de la promesa; el hijo de la esposa, Isaac, y lamentablemente se le ha hecho difícil entender que es hijo de la esclava, ilegitimo, manteniendo resentimiento y rencilla contra su hermano. Este necesita sanidad interior y reconciliación con su verdad. Ismael recibió promesas similares al hijo legítimo, pero no las ha podido disfrutar porque su corazón sigue herido y lleno de odio hacia su hermano. Podría conjeturar que Jesucristo fuera mejor aceptado como el Unigénito Hijo de Dios y el Mesías esperado por Israel si no hubiera rencilla entre estos dos hermanos, ya que Jesucristo viene de la descendencia del hijo legítimo.  

Seguimos orando por este joven herido y su descendencia, que es de multitudes, para que obtenga la sanidad interior y pueda aceptar a Jesucristo como lo que es en realidad, el Hijo de Dios que vino a la tierra a salvar al mundo de la muerte eterna y a reconciliar al hombre con el Padre Celestial al morir en la Cruz del calvario y Resucitar al tercer día. Ismael tiene tanto derecho de Salvación como lo tienen otras naciones. ¡Jesús vino para todos!

 

Importancia de Fallas y Errores

Si no fuera por los fracasos y caídas nunca podríamos experimentar la Gracia y Misericordia de Dios. Israel pudo apreciar y observar la Magn...