Sunday, November 20, 2011

Salvador o Señor

¿Estas tu sirviendo a Jesús por conveniencia o porque estas convencido quien es El?
¿Es el Señor de tu vida?
Muchos llegamos a Cristo después de ser tocado por el Espíritu Santo. El cual nos revela nuestras iniquidades y la necesidad de Cristo en nuestra vida para alcanzar la vida eterna. En ese momento Jesucristo se convierte en nuestro Salvador y Redentor. Él ha redimido nuestro espíritu y liberado nuestra alma de la muerte eterna. Pero Jesucristo quiere ser algo más de nosotros. Él quiere ser ¡tú Señor! Mientras El solo sea el Salvador y Redentor tuyo, solo gozaras de las bendiciones del reino. Al contrario, si lo haces ¡SEÑOR de tu vida! Entonces gozaras de la ¡plenitud de la salvación! 
Muchos cristianos reciben a Cristo como su salvador y redentor, pero no lo hacen el Señor de su vida. Es muy conveniente venir a Cristo para recibir. Recibir: la vida eterna, bendiciones de los hijos, protección y provisión divina, etc. El problema surge cuando tenemos que darle TOTAL señorío a Cristo para que dirija nuestro caminar; nuestro vivir. Cristo desea ser la brújula que dirige nuestro caminar, decisiones. Ahí es donde muchos cristianos tienen problema, en ceder la dirección COMPLETA de su vida a Cristo; al gobierno de Cristo y la guíanza del Espíritu Santo. Jesucristo anhela tener una relación íntima, personal con cada uno de sus seguidores; con cada cristiano. Para eso es necesario que muramos a la carne, lo que nos hace apegarnos a las bendiciones generadas por la salvación, y vivamos en el espíritu, lo que nos permite entregar nuestra voluntad a Cristo, por consiguiente, hacerlo a El señor de nuestra vida.
Evalúate hermano y asegúrate donde tu estas. ¡Si sigues a Cristo por las bendiciones o por quien Él es!

No comments:

Post a Comment

GUION

“Entonces yo digo: Aquí estoy, para hacer lo que está escrito en el libro acerca de mí. Amo tu voluntad, Dios mío, llevo tu ley en mi in...