Tuesday, December 28, 2021

¿Que dice Jesús de ti?

Apocalipsis 2 & 3

2:9“Yo conozco tu tribulación y tu pobreza (pero tú eres rico), …

3:1 “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás muerto.”

 

Las Escrituras ampliamente alude la posición de Dios con relación a la riqueza humana. Para el hombre la riqueza puede significar independencia, mientras que, para Dios, al que la tiene, puede causar dolencias. Una parábola bien conocida es la del hombre insensato, relatado en el libro de Lucas capítulo 12: Y les dijo: Estad atentos y guardaos de toda forma de avaricia; porque aun cuando alguien tenga abundancia, su vida no consiste en sus bienes. También les refirió una parábola, diciendo: La tierra de cierto hombre rico había producido mucho. Y pensaba dentro de sí, diciendo: «¿Qué haré, ya que no tengo dónde almacenar mis cosechas?».  Entonces dijo: «Esto haré: derribaré mis graneros y edificaré otros más grandes, y allí almacenaré todo mi grano y mis bienes. Y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes depositados para muchos años; descansa, come, bebe, diviértete». Pero Dios le dijo: «¡Necio! Esta misma noche te reclaman el alma; y ahora, ¿para quién será lo que has provisto?». Así es el que acumula tesoro para sí, y no es rico para con Dios. Se podría concluir que, mediante esta parábola, Jesús enseña y exhorta a Sus discípulos, que tuvieran cuidado al desear riquezas humanas. No porque esta es diabólica, sino porque puede dañar el corazón al que la posee indignamente. La riqueza bien habida puede ser de mucha utilidad. Lo que pervierte la riqueza es la avaricia y el orgullo. Muchos acumulan fortuna como un medio de autodependencia y seguridad, pero esta comodidad en lo que poseen, lo pueden sacar de la dependencia de Dios. 1 Timoteo 6:10 relata, “10 Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.La riqueza bien usada, de acuerdo con el termino bíblico (ayudar a los pobres y expandir el Reino de Dios), puede ser de mucha ayuda, especialmente cuando va acompañada de riqueza espiritual. La pobreza del hombre es riqueza de Dios.

Los capítulos 2 y 3 de Apocalipsis, muestran la evaluación de Jesús a 7 Iglesias de Asia (Turquía. Derivando que estas representan las Iglesias Globales). Mediante el apóstol Juan, Jesús envía Su apreciación a cada una por nombre y ministerio. De todas ellas, es agradable leer lo que Jesús le escribe a la Iglesia de Esmirna y Filadelfia. También es triste y desconcertante leer la evaluación de Sardis y Laodicea. La Biblia relata que tanto Esmirna como filadelfia eran Iglesias sufridas por guardar La Palabra fielmente; se describen como ministerios firmes en las enseñanzas de Jesús. Mientras que Sardis y Laodicea eran lo contrario. Sardis pensaba que estaba viva espiritualmente (3:1: “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, pero estás muerto), Laodicea se llenaba de auge y orgullo por lo que poseía (3:17: Porque dices: ‘Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad’; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo,). Tanto Sardis como Laodicea fueron fuertemente reprendidas, pero aun tenían la oportunidad de ordenar su vida (ministerio). Debemos dar gracias a Dios cuando somos reprendidos para corrección. Triste es cuando no escuchamos la reprensión y terminamos muertos – rechazados por Dios (ministerios caídos, sin el respaldo del Espíritu Santo).

Isaías capítulo 1 revela como se sentía Dios con los sacrificios de Su pueblo. Israel pensaba que estaba ofreciendo sacrificios agradables a Dios, pero Dios le dice que sus holocaustos no eran de agrado a Él. Dios nos evalúa con el fin de que cambiemos de actitud y comportamiento; siempre para vida, no para muerte. Si Israel hubiese escuchado la voz de Dios, quizás no hubieran sufrido por tanto tiempo, ni perdido su tierra y lugar de adoración.

Pablo exhorta al joven Timoteo que trate, dentro de lo que él puede, dedicarse a la enseñanza de La Palabra y predicación del evangelio; que no sea ocioso ni entre en discusiones vanas ni contiendas, tratando de andar en testimonio para el bienestar de los que aún no creen al evangelio de Jesucristo, y para que la fe continue creciendo entre los hermanos. Esa exhortación no solamente es para Timoteo, también es para nosotros. Por lo tanto, andemos en Luz (Cristo) - presentándonos ante Dios aprobados, como obreros que no tenemos de que avergonzarnos, usando La Palabra verdaderamente, no para nuestra conveniencia. Quizás, cuando Cristo nos llame a Su presencia, su evaluación de nosotros sea aprobada y podemos ver el gozo en el rostro del Maestro cuando nos reciba en Su Gloria.

Esmirna y Filadelfia le dieron regocijo al Maestro. La evaluación de El para ellas fue de aprobación y gozo. Si estas leyendo este material, y tu vida aun no esta en orden, deja de leer y arrodíllate ante el Padre, Hijo y Espíritu Santo en arrepentimiento. Endereza tu vida, dedicándola como sacrificio puro y santo para el servicio del Reino de Dios.

 


No comments:

Post a Comment

Potencial Divino

“En Él   11  también hemos obtenido herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que obra todas las cosas conforme al c...